Mitología

Deleitándonos con la MITOLOGÍA CELTA: THE WAYLANDERS

Una de las propuestas que más expectación ha estado cosechando durante las últimas semanas es The Waylanders, un juego de rol desarrollado en Galicia por Gato Salvaje Studio. Tomando como fuente de inspiración tanto el paisaje como la mitología y la cultura de su Galicia natal, la gente de Gato Salvaje ha desarrollado un juego de rol con fuertes reminiscencias a gigantes del género como Dragon Age: Origins o Neverwinter Nights.

 

Anuncios
Mitología

El Laberinto de Creta

Entre los laberintos más famosos de la Antigüedad se destaca el de Creta, una fantasía derivada, con toda seguridad, de la complicada planta del palacio de Knosos.

Imagen del Palacio de Cnosos. Wikipedia

Según la mitología griega, Dédalo construyó este laberinto para encerrar al Minotauro, una bestia sanguinaria con cuerpo humano y cabeza de toro. El laberinto tenía una serie de corredores con un trazado tan complicado que quien penetraba en él no podía salir jamás.

De acuerdo con la leyenda ática, Minos fue un tirano que tomó medidas severas para vengar la muerte de su hijo Androgeo a manos de los atenienses. A intervalos regulares exigía de Atenas el tributo de siete jóvenes y siete doncellas para ofrecerlos en sacrificio al Minotauro. El héroe griego Teseo fue el encargado de acabar con esta cruel tradición.

El Minotauro (1877-86) de George Frederick Watts. Wikipedia

Se piensa en la actualidad que la leyenda del laberinto tiene su base en el palacio de Knossos. En efecto, los antiguos aqueos que tejieron las leyendas mitológicas griegas eran bastante rudos e incivilizados, de manera que una construcción tan sofisticada y civilizada como dicho palacio, repleto de múltiples habitaciones y con todas las mejoras conocidas por la tecnología de entonces, incluyendo un sistema de alcantarillado, debió haberles parecido justamente algo laberíntico. Apoya esta tesis el hecho de que en el palacio de Knossos se han encontrado dibujos de hachas de doble filo por doquier, que en lidio se llaman labrys, y que habrían dado nombre a la construcción.

Resultado de imagen de imagen laberinto creta
El laberinto de Creta y el tributo de Atenas

 

Mitología

El Laberinto de Creta

Resultado de imagen de el laberinto de creta

Mosaico romano de Recia en el que se representa a Teseo y al Minotauro en el laberinto. Wikipedia.

Según la mitología griega, Dédalo construyó este laberinto para encerrar al Minotauro, una bestia sanguinaria con cuerpo humano y cabeza de toro. En la mitología griega, el arquitecto e inventor que diseñó para el rey Minos de Creta el laberinto en el que fue aprisionado el Minotauro. Cuyos corredores tenían un trazado tan complicado que quien penetraba en él no podía salir jamás.

Resultado de imagen de el laberinto de creta

De acuerdo con la leyenda ática, Minos fue un tirano que tomó medidas severas para vengar la muerte de su hijo Androgeo a manos de los atenienses. A intervalos regulares exigía de Atenas el tributo de siete jóvenes y siete doncellas para ofrecerlos en sacrificio al Minotauro. El héroe griego Teseo se mostró dispuesto a acabar con esos sacrificios inútiles y se ofreció como víctima.

Resultado de imagen de imagen de teseo y el minotauroTeseo y el Minotauro. Wikipedia.

El barco que iba a Creta llevaba siempre (en los tres viajes) velas negras, como signo de luto. Al día siguiente al auto ofrecimiento de Teseo, él y sus compañeros subieron a bordo.

El rey Egeo convino con su hijo que si a Teseo le favorecía la suerte, el navío que le volvería al país enarbolaría velas blancas. Ariadna: en la mitología griega, hija de Minos, rey de Creta, y de Pasifae, hija de Helios, el dios del sol.

Resultado de imagen de imagen ariadna y teseoTeseo y Ariadna. Wikipedia.

Cuando Teseo llegó a Creta, la hija de Minos, Ariadna, se enamoró de él. Una vez en Creta, los jóvenes fueron conducidos a una casa en las afueras de la ciudad donde debían permanecer bajo custodia hasta que llegara el momento. La prisión estaba rodeada de un gran jardín que lindaba con el parque por donde las hijas del rey Minos, Ariadna y Fedra, solían pasear.

Estando Teseo prisionero en Knosos, un día el carcelero se acercó a Teseo y le dijo que en el parque había alguien que quería hablarle. Muy sorprendido, el joven salió y se encaminó allí, donde encontró a Ariadna, la mayor de las dos princesas; tanto la conmovieron el aspecto y porte del mancebo que decidió ayudarle a matar al Minotauro. «Toma este ovillo de hilo —le dijo— y cuando entres en el laberinto, ata el extremo del hilo a la entrada y ve deshaciendo el ovillo poco a poco. Así tendrás un guía que te permitirá encontrar la salida.» Le dio también una espada mágica.

Al separarse, Ariadna le preguntó, con voz conmovida: «Te salvo con peligro de mi propia vida; si mi padre sabe que te he ayudado, su cólera será terrible. ¿Me salvarás tú también?» Y Teseo se lo prometió.

Encolerizado por la fuga, Minos encarceló a Dédalo y a su hijo Ícaro en el laberinto. Aunque los prisioneros no podían encontrar la salida, Dédalo fabricó alas de cera para que ambos pudieran salir volando del laberinto. Ícaro, sin embargo, voló demasiado cerca del sol; sus alas se derritieron y cayó al mar. Dédalo voló hasta Sicilia, donde fue recibido por el rey Cócalo. Minos persiguió después a Dédalo pero las hijas de Cócalo lo mataron.

Resultado de imagen de imagen dedalo e icaro“La Caída de Ícaro” obra de Carlo Saraceni. Wikipedia.

La leyenda hoy

 

Se piensa en la actualidad que la leyenda del laberinto tiene su base en el palacio de Knossos. En efecto, los antiguos aqueos que tejieron las leyendas mitológicas griegas eran bastante rudos e incivilizados, de manera que una construcción tan sofisticada y civilizada como dicho palacio, repleto de múltiples habitaciones y con todas las mejoras conocidas por la tecnología de entonces, incluyendo un sistema de alcantarillado, debió haberles parecido justamente algo laberíntico. Apoya esta tesis el hecho de que en el palacio de Knossos se han encontrado dibujos de hachas de doble filo por doquier, que en lidio se llaman labrys, y que habrían dado nombre a la construcción.

Resultado de imagen de imagen palacio de KnossosPalacio de Cnossos. Wikipedia.

 

 

Mitología

Influencia de la mitología en la actualidad

La mitología se ha implantado en nuestra sociedad como algo habitual en la vida de las personas. A algunos les puede gustar, a otros quizás les desagrade pero lo cierto es que según miremos a nuestro alrededor podemos darnos cuenta que la mitología (en su mayor parte griega y romana) nos sigue en el día a día de todos.

Un ejemplo muy corriente lo encontramos en la astronomía. ¿Nadie se ha fijado que los signos del zodiaco provienen de nombres de dioses de la mitología? Aries del carnero del Vellocino de Oro, Tauro podría ser el toro cuya forma adoptó Zeus para raptar a Europa, Géminis es en honor a los dioses Cástor y Pólux, Cáncer es el cangrejo que Hera envió como aliado a la Hydra para vencer a Heracles; Leo es el león de Nemea, Virgo es Erígone la esposa de Dionisio, Libra es el símbolo de Astrea, diosa de la justicia, Escorpio podría tratarse del escorpión enviado por Artemis para aniquilar a Orión, Sagitario se representa por los centauros, Capricornio está en honor a Amaltea,Acuario representa claramente a Ganímedes y Piscis podrían ser los peces que llevaron Afrodita y Eros cuando huían de Tifón.

Si aún así no te has convencido de que la mitología impregna nuestra vidas solo tenemos que echar un vistazo en esta ocasión a los planetas del sistema solar y compararlos con los dioses romanos. Tales nombres como Mercurio (Hermes, mensajero de los dioses), Venus (Afrodita, diosa de la belleza y el amor), Tierra (Gea, diosa de la tierra), Marte (Ares, dios de la guerra), Júpiter (Zeus, dios de la luz), Saturno (Crono, un titán), Urano (personificación del cielo), Neptuno (Poseidón, dios de los mares) y Plutón (Hades, dios del inframundo).

Otros cuerpos celestes también guardan relación con ciertos dioses de la mitología como Sol es Helio dios del Sol, la Luna es Selene la diosa de la Luna, Deimo y Fobo son las lunas de Marte, las de Júpiter tienen nombres relacionado con el dios Zeus como Europa, Io, Metis, Amaltea, Tede, Leda, Humalia, Carmen, Pasifae, Sínope, Calisto, Ganímedes, Adrastrea o Elara, todos nombres de dioses y diosas. Los satélites de Saturno hacen lo propio con su ‘dios’ con Atlas, Prometeo, Pandora, Jano, Mimante, Encélado, Tetis, Dione, Calipso, Rea, Titán, Hiperión, Jápeto, Febe y en Neptuno pasa lo mismo conTritón, Talasa, Nereida, Náyade, Galatea, Proteo dioses relacionado con el rey de los mares.

Pero solo tenemos que mirar un poco más e incluso los mapas han tenido la influencia mitológica. Asiaes un continente que recibe su nombre en honor a una Oceánide, Océano Atlántico es el nombre del titán Atlas, Mar Egeo proviene de Egeo el rey de Atenas, Egipto es el país cuyo nombre es del hijo de Poseidón, Europa es llamada una de las amantes de Zeus, entre otros.

Aún podríamos nombrar palabras, usos, instrumentos y muchas otras cosas como series de televisión, películas basadas en la mitología o incluso en comics que están presentes hoy en día y que tuvieron cierto origen o influencia en la mitología pero es posible que la lista no concluyera nunca y estas propuestas son las más prominentes y destacadas del panorama actual.

Fuentes del texto: http://www.kultu-arte.com.ar/

 

Mitología

Dédalo (en griego Δαίδαλος Daídalos)

Dédalo era un arquitecto de gran renombre en Grecia. Con la esclava Naucrates, Dédalo tuvo un hijo: Icaro. A él le enseño todo. La escultura, la arquitectura y el ansia de libertad.

      Dédalo e Ícaro. Wikipedia.

El rey de Creta, Minos, le llamó a su palacio y le encargó la construcción de un edificio que sirviera a la vez de residencia y de prisión a su hijo el Minotauro, nacido de la unión de su hija Pasifae con un toro. Este monstruo tenía la cabeza de toro y se alimentaba de carne humana.

La construcción fue llamada El Laberinto de Creta, y era un lugar de donde resultaba imposible escapar. Al terminar la obra, el rey Minos prohibió a Dédalo y a su hijo salir de la isla, para que no se divulgase el secreto que sólo Dédalo poseía de cómo escapar de aquella fortaleza.

Resultado de imagen de imagen dedalo
Pero Dédalo no se dio por vencido, e ideó un medio de escapar a la prohibición del rey.  “Los hombres no tienen alas. Pero nosotros las construiremos, y entonces podremos volar”. Al principio, Icaro encontró osado el plan de ese genial arquitecto que era su padre. Pero luego, a su lado, pronto empezó a buscar un medio de construir las alas que los salvarían. El primer paso consistió en coleccionar plumas de aves, separándolas según los tamaños. A continuación, las ataron con hilos de lino, colocando cera debajo de ellas, para que quedasen adheridas.

         Imagen relacionada                  Imagen relacionada

Finalmente la obra está lista. Dos enormes pares de alas blancas esperan a Dédalo, el padre, e Icaro, el hijo, para llevarlos en un largo viaje, por los cielos de Grecia. Con tiras de cuero, el Arquitecto amarra a su cuerpo el ingenioso aparejo. Icaro sigue su ejemplo. Y ambos saltan al infinito.

Los primeros momentos del vuelo son penosos. Los cuerpos no encuentran equilibrio exacto, y el viento los estremece. Preocupado, el padre recomienda cariñosamente a su hijo que vuele siempre a una altura media: ni demasiado bajo, para no hundirse en el mar, ni demasiado alto, no fuera el sol a quemar sus frágiles plumas.

Dédalo lleva la delantera, mostrando al hijo el camino. El viento favorable los ayuda en la difícil empresa. Pero Icaro, deslumbrado por la belleza del firmamento y con la música de los pájaros, no repara y cobra altura poco a poco. Hasta que llega un momento en que los rayos ardientes del sol, ablandan la cera con que las plumas estaban pegadas. Las alas empiezan a deshacerse. Y el cuerpo de Icaro cae al mar.

Resultado de imagen de imagen dedalo
Cuando Dédalo mira hacia atrás, no encuentra a su hijo. En la mansa superficie de las aguas, dos alas blancas flotan perdidas, tan perdidas como el sueño de vivir la libertad.  Su padre conteniendo su infinita desesperación, busca el cadáver de su hijo, sobrevolando mil veces el lugar donde cayera, pero sólo las alas blancas, señal de la muerte del joven, flotan deshechas en el mar. (Una variante de la leyenda dice que encontró el cuerpo del hijo y le dio sepultura en el mediterráneo.)

El pueblo de la isla se apiada del pobre Dédalo. Al escultor descendido a tierra ya casi no le importa nada, aunque Minos sigue con sus ideas de Venganza, pero a él no le importa. Como una sombra camina entre los arbustos, como un poseso.

Después ve a la multitud que lo sigue, apenada, le ofrecen un barco para que reanude su interminable fuga. En medio del dolor, vuelve a él el impulso de vivir. Dédalo acepta el ofrecimiento. Y, después de días y semanas en pleno mar, llega a la isla de Trinacria (Sicilia), donde su fama lo había seguido.